Verdades Incómodas Verdades Incómodas

Gallegos y vascos por España

Nacional 10 de julio de 2020 Antonio Moreno Antonio Moreno
2020063015143868864

El Cantábrico es un mar conocido por la braveza de su oleaje. Hay quien dice que es un mar fuerte cuya agua es muy fría. También hay quien dice que imprime carácter. Y paisaje. Un paisaje de verdor exuberante, de monte robusto, de aire recio. De Galicia a Vascongadas, el Cantábrico nos señala el Atlántico y el camino de los Pirineos que nos lleva al Mediterráneo. Un eje geográfico fundamental que nos debería hacer reflexionar sobre el sentido común que habría de tener nuestra geoestrategia, claramente definida desde tiempos pretéritos. Y en esta geografía vital y providencial se juega mucho hoy. No es un domingo cualquiera. Y no estamos hablando de partidos o siglas. Todos nos estamos jugando España frente a un proceso subversivo chavistizador que amenaza nuestra existencia.

Tanto en Galicia como Vascongadas el separatismo piensa que tiene secuestrada a su población cual suerte de plantación ideológica, tal y como el Partido Demócrata pretende con la población negra de Estados Unidos. Se dirá que en Galicia no gobiernan los separatistas… Pero gobierna el PP, cuyas políticas han sido la de contentar a los separatistas. ¿O es que es diferente la política lingüística de Fraga y Feijoo de la que llevó a cabo Pujol en Cataluña? Feijoo ha llegado a hablar de Galicia como “nación sin estado”; cosa que no se entiende demasiado bien en Hispanoamérica, especialmente en Argentina, donde ser gallego es el ejemplo por antonomasia de ser español. ¿Para qué quiere uno separatistas, teniendo a peperos así? 

¿Qué podemos decir del PNV, el partido racista y excluyente por antonomasia que además presume de recoger las nueces cuyos árboles fueron movidos por los terroristas? 

Aunque racismo también hay en el nacionalismo gallego (léase a Castelao) y también en el catalán. Racismo y violencia. Porque para separar lo que está naturalmente unido por la fuerza de los siglos e incluso expandido entre continentes, hay que hacerlo por las malas; envenenando y enfrentando a su propia gente. Y por supuesto, criticando el centralismo cuando resultan ser los más centralistas: Véase la imposición del batua cual esperanto de laboratorio como muerte de las variedades del vascuence o la progresiva “portuguesización” del gallego mientras que se protesta por el “centralismo castellano”… 

Pues ya está bien. Este domingo nos jugamos mucho, tanto en Galicia como en Vascongadas. Son muchos los gallegos y los vascos que están dispuestos a dar la cara por nuestra patria española y ahora tienen una herramienta política para hacerlo. Gustará más o gustará menos, pero hay que aprovechar la oportunidad, por más que Feijoo, Urkullu y demás sectarios que piensan que los votos son de sus partidos y no de las personas, quieran impedirlo. 

Este domingo, gallegos y vascos harán historia por España, tal y como los andaluces comenzaron en 2019. 

Vamos a por todas, compatriotas. Vamos a defender la patria con voz y voto. ¡Unidos, no hay quien pueda con nosotros! 

¡Gallegos y vascos por España! 

Te puede interesar

Lo más visto

Newsletter