Verdades Incómodas Verdades Incómodas

Vandalismo contra Colón y San Luis en Misuri

Internacional 29 de junio de 2020 Antonio Moreno Antonio Moreno
Ebj48ttWAAE5TjQ

La Luisiana histórica no se circunscribe al actual estado enclavado en el suroeste de los Estados Unidos, sino que era el camino francés del Canadá. Buena parte del centro e incluso del norte de los Estados Unidos tiene un pasado francés en frontera con un pasado español, cosa que mal que bien, se va reconociendo más y mejor con los años gracias especialmente a las sociedades históricas.

Es por ello, además, que no se puede hacer un paralelismo histórico exacto entre Estados Unidos e Hispanoamérica, ya que los Estados Unidos no estuvieron sólo bajo influencia británica, sino también bajo influencia francesa y española. 

Sea como fuere, el rabioso y analfabeto vandalismo promovido por Black Lives Matter, Antifa y demás organizaciones neomarxistas y títeres del Foro de Sao Paulo y George Soros, ha llegado a Misuri, concretamente a la ciudad de San Luis, donde existe una estatua del homónimo y santo rey de Francia que, a su vez, tenía lazos de parentesco con Fernando III el Santo, acaso el rey más emblemático y arquetípico de Castilla. Comoquiera que la estatua es un símbolo histórico e incluso religioso, fueron católicos de la zona a querer reparar la ofensa de los bárbaros ignorantes y pudimos ver imágenes dantescas como ancianos agredidos en grupo. Esa es la “valentía” de los aspirantes a dictadores que están sembrando de terror y sangre las calles de Estados Unidos, intentando borrar por la fuerza todo rastro de civilización occidental. Por eso, en el mismo San Luis, antes que por el homónimo rey francés, también fueron contra la estatua de Colón. Y es que San Luis de Misuri también tiene su pasado español, pues como quiera que la Luisiana fue española unas cuatro décadas, se acabaría convirtiendo en un puntal de ayuda a la causa independentista que daría nacimiento a los Estados Unidos; forjando la Monarquía Hispánica toda una armada invencible de la que es muy recordado el andaluz Bernardo de Gálvez, pero no tanto el ceutí Fernando de Leyba, quien defendió el fuerte de San Carlos exitosamente de un cruel ataque británico con pocos hombres pero con mucho tesón e ingenio, sin excluir la artillería. 

Empero, en estos días se han llegado a vandalizar estatuas de George Washington. Esto no es una suerte de “nacionalismo anglosajón” y muy corto de vista es quien quiere pregonar eso. 

La Luisiana de la segunda mitad del siglo XVIII en adelante fue un caldo cultural de alimentación criolla francesa y española en conjunción con otros colonos europeos y por supuesto también con indios y africanos. Ese poderoso acervo cultural ha dado resultados culturales tan interesantes como el blues, el cajun o el jazz. La riqueza de su patrimonio histórico trasciende las razas y entona arquetipos comunes. Sin embargo, Black Lives Matter, Antifa y demás supremacistas que dicen que no hay razas pero que nos determinan a todos en tales cerrazones quieren arrebatarnos un patrimonio común, “olvidándose” de que la constitución estadounidense tiene una cosa llamada segunda enmienda que, al contrario que la Europa progre, protege el derecho a la propiedad privada y a la legítima defensa. Buena parte del pueblo estadounidense no se va a dejar matar y menos por estos cretinos. 

Vienen tiempos duros y toca unir noblezas y voluntades. Ahora más que nunca, sobran tibiezas y sectarismos. O si no, que le pregunten a muchos cubanos, venezolanos y a tantos otros que han sufrido las sempiternas garras comunistas. 

Te puede interesar

Lo más visto

Newsletter