Verdades Incómodas Verdades Incómodas

Teresa Rodríguez versus Cristóbal Colón

Opinión 15 de junio de 2020 Antonio Moreno Antonio Moreno
Teresa-Rodriguez-Polemica-tweet

Hablábamos hace poco en este medio de “Kichi versus Atahualpa” (1). Hoy venimos a hablar de su señora Teresa Rodríguez, líder neocomunista andaluza cuyo conocimiento de nuestra historia brilla por su ausencia; haciendo gala de una suerte de visión progre-islamista tan surrealista como cínica. No obstante, no es algo que se haya inventado Teresa; al fin y al cabo, no hace más que girar todavía más a la izquierda las disparatadas teorías de Blas Infante Pérez de Vargas, a quien el pueblo andaluz nunca votó y que por presiones izquierdistas nos lo pusieron como “padre de la patria”, olvidando a nuestro auténtico padre de la patria que no fue otro que el rey Fernando III el Santo, con cuyos cuarteles de castillos y leones esta tierra del sur de España volvió a la cristiandad que le fue arrebatada por el islam. Curiosamente, donde mayor en el tiempo fue la presencia islámica, esto es, en Granada y Almería, es donde mayor rechazo hay a las imposiciones de un andalucismo que mezcla símbolos musulmanes y masónicos con el mayor de los desenfados. Y es que allá donde llega el separatismo no impone sino centralismo, siendo que desde 1978, lejos de solucionar problemas, los ha multiplicado por 17, fabricando odios y divisiones en una de las naciones más homogéneas de occidente como es España. 

Con todo y con eso, Teresa Rodríguez, quien hace poco rompía el acuerdo con Podemos y se postulaba como caudilla nacionalprogresista de Andalucía, se ha sumado a la furia vandálica e iconoclasta de Black Lives Matter, Antifa y demás asociaciones aprendices de terrorismo comunista y amigas de las narcodictaduras del Foro de Sao Paulo y gustaría de hacer lo mismo en Andalucía. Especialmente problemático sería en Sevilla, Huelva y Cádiz, o también en la Córdoba donde se enterró el Inca Garcilaso; y es que en el sur amamos todo aquello que nos hace compartir historia con América. Probablemente asustada por la repercusión de sus declaraciones a La Sexta (uno de los muchos medios regados con dinero público gracias a Kerensky Sánchez y Lenin Iglesias), ahora dice que se están malinterpretando sus declaraciones. El caso es que ella sí que participó del odio a las estatuas a Colón y dicen que “esclavistas andaluces y españoles” (como si fuéramos naciones distintas…) no merecen homenajes… En cambio, Teresa no ha dicho nada de las estatuas de personajes como Abderramán III y Almanzor; suponemos que porque ella los presume feministas y progresistas… Y es que como Teresa ni sabe ni quiere saber de historia, calla que la trata negrera (siempre condenable) fue un juego de niños en comparación al esclavismo que practicaron bereberes, árabes y turcos; musulmanes todos. Esclavismo que todavía sigue existiendo en amplias áreas dominadas por el islam; véanse los tuaregs que atraviesan el Sahel, o la Libia invadida por Barack Hussein Obama (que contó con el entusiasta apoyo de la izquierda), convertido en gran mercado de esclavos negros; o la misma Arabia Saudí. Hablan mal de Occidente y se deshacen en halagos con el islamismo. Hablan de anticapitalismo pero lo primero que hacen es ir a entrevistarse con Picardo, el encargado del imperio británico en Gibraltar, enclave de lavado de dinero de contrabando y droga y paraíso fiscal por antonomasia. Y así con todo; incoherencia tras incoherencia. 

Por cierto: Para esclavista, el imperio soviético que sojuzgó a medio mundo a base de campos de concentración y enterró las protestas con tanques, dejando millones de muertos en el camino. 

Fue occidente quien abolió el esclavismo, mientras que en el islam y en los países comunistas continuó. ¡Y encima vienen los progres a dar lecciones de superioridad moral! 

Y si a Kichi lo confrontamos con Atahualpa, a Teresa la confrontamos con nuestros admirados conquistadores negros tales como Juan Garrido, Juan Valiente o Miguel Ruiz, cuya memoria no merece ni el intento de ser mancillada por tan poca cosa. 

Colón tiene un sitio privilegiado en la memoria de los andaluces. Fue un gran navegante cuyo hijo vivió y murió en Sevilla. No fue un personaje perfecto (¿quién lo fue?), pero forma parte entrañable e indisoluble de una historia que es tan nuestra como universal. Por ello, no estamos ante algo que incumba sólo y exclusivamente a los españoles, sino también a los hispanoamericanos. Como se ha demostrado hace poco en Miami con una concentración de cubanos, venezolanos y españoles contra el vandalismo hispanófobo, reclamando una herencia común, un legado occidental y atlántico que ve amenazada su libertad por grupos totalitarios al servicio de entes multimillonarios sin escrúpulos. Juntos siempre fuimos, somos y seremos más fuertes.

Dejad las estatuas de Colón en paz. ¡No podrán con los amantes de la hispanidad! ¡Abajo el castrochavismo en cualquiera de sus formas! 

 

NOTAS

(1) Recuérdese: http://verdadesincomodas.es/contenido/310/kichi-versus-atahualpa

Te puede interesar

WhatsApp Image 2020-06-30 at 19.37.18

ADIÓS REFUGIO EDMUNDO HERRERA

Antonio Bueno
Opinión 01 de julio de 2020

Señores del Cabildo y del Parque Nacional, la verdadera gestión del Parque pasa irremediablemente por su protección, y esta pasa inexorablemente por devolver a este entorno su carácter natural y salvaje.

1434643264406l-630x340

Únicos en el mundo

Antonio Bueno
Opinión 04 de julio de 2020

"Pero resulta que también somos únicos en el mundo en otros valores no tan positivos, como por ejemplo el número de habitantes por kilómetro cuadrado"

Lo más visto

Newsletter