Verdades Incómodas Verdades Incómodas

Rodrigo Lanza Huidobro como paradigma neocomunista

Política 04 de junio de 2020 Antonio Moreno Antonio Moreno
5dc0215ad6e8f

La extrema izquierda (anti)española no es un fenómeno que haya nacido como exclusividad de nuestra Piel de Toro. Su “evolución” y agrandamiento no se entiende sin su servilismo hacia la geopolítica establecida por el Foro de Sao Paulo, siendo su principal esbirro a las puertas de Europa. Fidel Castro dijo en su día que Cuba estaba preparada ante una hipotética caída de la URSS. Dicho y hecho, en 1990 fundaba dicho Foro con el corrupto brasileño Lula. Por aquel entonces, sólo Cuba constituía realmente un poder de izquierda; tres décadas después, el socialismo del siglo XXI formulado en aquel laboratorio ideológico, con aditamentos tales como el ecologismo, el indigenismo y el feminismo (desarrollados a partir de 1992, coincidiendo con el V Centenario del Descubrimiento de América), se enseñorea de América a España. Y así, especialmente desde que Chávez llegó al poder en los albores del siglo XXI, arribó a Hispanoamérica toda una corte de neocomunistas españoles que en teoría fueron a asesorar a los nuevos gobiernos alineados con el Foro de Sao Paulo: El mentado Chávez en Venezuela, Evo Morales en Bolivia, Rafael Correa en Ecuador, los Kirchner en Argentina… El historiador ecuatoriano Francisco Núñez del Arco señala cómo fueron estos neocomunistas españoles quienes elaboraron la constitución correísta. Asimismo, el político boliviano Jorge “Tuto” Quiroga habló de “colonialismo constitucional” por parte de la cúpula de Podemos tanto en Bolivia como en buena parte del resto de Hispanoamérica. De hecho, Bolivia y Ecuador tienen datos jugosos acerca del papel preponderante de ilustres nombres de Podemos en cuanto a su posible conexión con dineros procedentes de la narcodictadura chavista. 

Sea como fuere, dado que este modelo neocomunista se retroalimenta a ambos lados del océano, nos centramos en la figura del chileno Rodrigo Lanza Huidobro, el cual es tristemente conocido en España por su currículum delincuencial y su adscripción ultraizquierdista; cosa que en muchísimos casos no es más que una redundancia. De clase alta y nieto de militar pinochetista, y con nacionalidad italiana (¡las cosas del indigenismo!), tiene en su currículum el haber dejado tetrapléjico a un guardia urbano de Barcelona (por lo que pasó 7 años en prisión) y el haber asesinado a Víctor Laínez por la espalda por el motivo de que llevaba unos tirantes con la bandera de España. El tipo iba vestido como un pordiosero con no sé cuántos aretes al que le hubiera cortado el pelo un burro a bocados; sin embargo, para el juicio por el asesinato de Laínez, se presentó con sus orejas mochas y su camisa bien metidita por dentro. Se ha tenido que repetir el juicio porque un poco más y se va de rositas el criminal. No obstante, dada la laxitud del sistema penal español, ni por asomo cumplirá lo que realmente corresponde. Y es que este criminal comunista era para que, como mínimo, no saliera más a la calle en lo que le queda de miserable vida. 

La figura de Rodrigo Lanza Huidobro, reiteramos, no es un caso aislado ni de Chile ni de España. Recordemos que hace poco Diosdado Cabello, gerifalte del Cartel de los Soles y de la narcodictadura chavista (valga la redundancia), hablaba de “brisa bolivariana” para referirse a las “revueltas” de Chile; que en verdad es una subversión golpista, no muy diferente de los hechos que sobrecogen hoy en día los Estados Unidos. Si bien España no vive esta oleada de violencia callejera, políticamente va por la senda que Rodrigo Lanza quisiera. Por desgracia, su violencia criminal no ha sido en vano y de hecho, es blanqueada, cuando no apoyada, por muchos de los que hoy ocupan escaños en el congreso español. 

No todos los neocomunistas hispanoamericanos establecidos en España (muchos, haciendo fortuna en la política) son unos asesinos, pero sí coinciden con Rodrigo Lanza en sus filias y especialmente en sus fobias. Si concretamos en los argentinos, Podemos cuenta con varios diputados y no digamos con ilustres voceros. Todos suelen coincidir en su filiación pro-separatista catalana que predica la prohibición de nuestra universal lengua en una región donde siempre se habló… No sabemos si se debe a algo relacionado con la psiquiatría freudiana. Y es que en verdad, nada se entiende de este odio acendrado a España, y más, de los que se han cruzado todo un océano para venir a nuestro país. Si tanto nos odian, ¿por qué no se quedaron en su tierra? Aunque la misma pregunta le podríamos hacer a nuestros podemitas: Si tanto odian el legado de la Monarquía Hispánica, ¿por qué aprovechan la estructura cultural que ésta dejó y van allá a imponer “constituciones” que no son más que dictaduras? 

Así las cosas, no son problemas “solos”, sino globales, y sólo desde una geoestrategia iberoamericana contra el Foro de Sao Paulo podremos luchar por nuestra libertad. Vox ya parece haber sido considerado interlocutor válido tanto en Bolivia como en Ecuador, y se va avanzando cada vez más esta postura en los Estados Unidos. Hay que seguir construyendo esta alternativa. No podemos permitir que nuestros países sean engullidos en una especie de nueva unión soviética de narcos, odiadores y mediocres. 

Te puede interesar

Lo más visto

Newsletter