Verdades Incómodas Verdades Incómodas

Vox y el uso de la bandera española

Nacional 31 de mayo de 2020 Antonio Moreno Antonio Moreno
caravana-U1009203744643jG-U110281750789oHG-624x385@Ideal-Ideal

Habida cuenta del éxito de las caravanas de Vox el pasado sábado 23 de mayo, siendo que muchas ciudades españolas se cubrieron de coches con las banderas españolas ondeando al viento, han salido críticas supuestamente tiquismiquis y no tanto de la izquierda. La izquierda, al fin y al cabo, es lo que es y sus críticas eran previsibles. La izquierda habla del “patriotismo de banderita y pulserita” sólo cuando se trata de la bandera de España; como si esa izquierda no fuera española… Desde luego, su lenguaje parece el de una potencia colonial que desprecia al pueblo que sojuzga. Porque ese “patriotismo de banderita y pulserita” es el primero que emplea con sus banderas, ya sean de la Unión Soviética, de la II República Española o de lo que se les antoje según el momento. Ahí ya no criminalizan el uso de banderas… En fin, como decimos, la izquierda es lo que es. Y muchas críticas no han venido de los hijos de la hoz y el martillo, sino de eso que se dicen “liberales” y “moderados”. Porque dicen que Vox pretende monopolizar el uso de la bandera roja y gualda, y que España se está polarizando, y que no es bueno este ambiente exaltado y blablablá. 

¡Será por criticar!

No obstante, a esos supuestos idólatras de la moderación, habrá que decirle que si moderación tuvo Aznar cuando pactó con Pujol y Arzallus, o si moderación tuvo Rajoy cuando no hizo nada luego de que los separatistas catalanes le dieran un golpe de estado, sin duda esa moderación no es deseable. 

¿Qué le diremos ahora a Ciudadanos pactando con Kerensky Sánchez bajo la atenta mirada de Lenin Iglesias?

¿Tuvieron moderación Pablo Casado e Inés Arrimadas cuando fueron invitados juntos al Grupo Bilderberg? 

Y si nos vamos más atrás y dejamos a un lado la leyenda rosa de la transición, ¿no fue Adolfo Suárez quién prohibió el uso de nuestra bandera sin autorización previa en manifestaciones y concentraciones? 

Desde que España ganó el mundial de fútbol en Sudáfrica en 2010, muchos españoles querían sacar su bandera roja y gualda y tomaron el fútbol como excusa. Siete años después, el pueblo español volvió a sacar la bandera en masa frente al golpismo separatista. Tres años después, en pleno proceso de subversión chavista, se vuelve a sacar. Y esto está por encima de las siglas, incluida la de Vox: Estamos ante la necesidad y la voluntad de un pueblo; de un pueblo harto de un monólogo de marxismo cultural que ha dominado las instituciones así haya gobernado PSOE o PP; de un pueblo huérfano de oposición; de un pueblo al que se ha pretendido anular su patriotismo a toda costa y una y otra vez vuelve a salir con su bandera por más que intenten meterle miedo. 

En todos estos años, ¿qué hemos conseguido con tantos miedos y tantas supuestas moderaciones? 

¿Todavía no somos conscientes de la situación en la que nos encontramos por culpa de esa engañifa?

Por cierto, muchos de estos dizques “moderados” son muy dados -en su ignorancia histórica y falta de mínima intelectualidad- a decir que el separatismo es un producto del carlismo. Y es que independientemente de que el carlismo guste más o guste menos, en el año 1936, la bandera roja y gualda volvió a ser ondeada precisamente porque el Requeté lo puso como condición innegociable, mientras que a muchos otros les daba absolutamente igual. Y fueron los requetés los que vencieron a los gudaris del PNV en el campo de batalla, antes de que éstos se rindieran ridícula y vergonzosamente a los fascistas italianos. Lo digo por aquello de la “memoria histórica” sectaria y totalitaria que el PP ha mantenido todos estos años continuando la agenda del PSOE y adláteres. 

Y es que en los momentos clave, a toda esta caterva de “moderados”, “ilustrados” y sabihondos y criticones varios no se les suele ver. Sin embargo, para eso estará nuestro pueblo, el mismo que aprovechará cualquier oportunidad para salir a la calle con su bandera, ya sea para celebrar el fútbol, para reclamar su unidad o para honrar a sus muertos; que muchos de esos “moderados”, por cierto, callaron cuando los respectivos gobiernos traicionaban a sus propios muertos. 

Muchos de esos “moderados” no han sido capaces de ondear la bandera de todos los españoles en las zonas dominadas por el separatismo; y luego de muchos años, eso se acabó. Y como ellos han sido incapaces, y de hecho, son arte y parte del problemón que tenemos en lo alto, ahora vienen las críticas…  

¿Qué o quién les impide usar nuestra bandera nacional? 

¡Muchos las tenemos en nuestros balcones, haya o no elecciones! Y la bandera y la patria está por encima de cualquier sigla, y eso es precisamente lo que los manipuladores no entienden; porque en el fondo, lo que les pasa es que ellos huelen “pérdida de votos”, porque creen que los votos les pertenecen a sus partidos y no a las personas; como si además, muchos que ondean orgullosos la bandera española no pertenecieran a una nutrida abstención que en España no falta y no sin buena dosis de razón. 

Así las cosas, señores “moderados”, siempre funcionales a que en España sólo haya izquierda y más izquierda, podrán seguir con su farsa, pero buena parte del pueblo español os tiene calados; y por más que quieran impedirlo, este sufrido y dolido pueblo seguirá aprovechando la más mínima ocasión para sacar una gloriosa y hermosa bandera roja y gualda que ustedes ni han querido ni han sabido defender. Tengan presente aquello que le dijeron a Boabdil el Chico cuando perdió Granada, aunque conociendo sus intelectos, o bien no saben de lo que hablo, o bien me acusan de machista, fascista y heteropatriarcal imitando a sus ídolos progres… 

Te puede interesar

1434643264406l-630x340

Únicos en el mundo

Antonio Bueno
Opinión 04 de julio de 2020

"Pero resulta que también somos únicos en el mundo en otros valores no tan positivos, como por ejemplo el número de habitantes por kilómetro cuadrado"

Lo más visto

Newsletter