Verdades Incómodas Verdades Incómodas

El león ibérico vuelve a rugir

Opinión 30 de mayo de 2020 Antonio Moreno Antonio Moreno
94571715_1285591858305945_7249384069518065664_n

Como escribíamos no hace mucho, tanto el toro y el león son figuras arquetípicas ibéricas desde los albores de nuestra historia. Concretando en el gran felino, lo tenemos como escultura ibérica en Cástulo, en el Alto Guadalquivir, o en Pozo Moro, en La Mancha que mira de cerca el Mediterráneo; por citar apenas dos ejemplos señeros. León, asimismo, va a ser el reino medieval que, forjado en el noroeste, principalmente entre las actuales tierras de Asturias, León y Galicia (dejando su sello muy fuerte en la actual Extremadura), reclame el hispanicum imperium con la palabra “restauratio” considerándose heredero del reino visigodo. Desde entonces, el león rampante queda impreso en los blasones de los reyes españoles. 

Cuando empezaba el siglo XIX, el león se enmarcó como emblema del patriotismo español en la Guerra de las Naranjas que enfrentó a España (en alianza con Francia) y Portugal. Sin embargo, pocos años después, la figura del león se emplearía en la guerra contra Napoleón, ahora utilizado para devorar las águilas bonapartistas, consideradas falsas e ilegítimas por un pueblo que se desangraba –según exponía en sus banderas- por la religión, el rey y la patria. 

La Leyenda Negra, con todas sus ramificaciones hispanófobas habidas y por haber, nos quiere sin orgullo y sin valor. Contándonos mentiras contra nuestra historia, deforman nuestra conciencia y nos crean falsos sentimientos desde el mismo y desastroso sistema educativo hasta toda la brutal propaganda televisiva; todo para que vayamos con la cabeza gacha y no tengamos conciencia de nuestro ilusionante potencial. Sin embargo, somos muchos los españoles que estamos hartos de tanta falsedad y de que se trate a nuestra patria así de mal tanto por traidores autóctonos como por insidias extranjeras, y tal y como ocurrió hace dos siglos, cuando todo parecía perdido, el pueblo se levanta y ondea su bandera de orgullo y pasión, demostrando que el león ibérico vuelve a rugir.

Por ese pueblo bravo y noble que sale a la calle reclamando su derecho y su libertad, valgan estos versos reclamando nuestro arquetipo. Ahora más que nunca, acudamos a nuestros símbolos más significativos: 

VUELVE A RUGIR, LEÓN IBÉRICO

Vuelve a rugir, león ibérico,
con tu corona en la cruz cimentada.
Vuelve con tu bravura implacable,
blandiendo tu justiciera espada.

Vuelve cual glorioso Dos de Mayo,
que si ayer le tocó a Bonaparte,
hoy se asoma un maléfico dragón,
que ha de conocer tu estandarte

regado con la sangre de la victoria.
Defiéndete. Levántate. ¡Ruge!
¡Vuelve por tus fueros, oh león!
Símbolo de España: ¡Resurge!

Te puede interesar

1434643264406l-630x340

Únicos en el mundo

Antonio Bueno
Opinión 04 de julio de 2020

"Pero resulta que también somos únicos en el mundo en otros valores no tan positivos, como por ejemplo el número de habitantes por kilómetro cuadrado"

Lo más visto

Newsletter